Soul AM

Soul AM

 

El trabajo y la obra del beat maker Soul AM fue el tema del primer capitulo de E7ereo, una serie de entrevistas y eventos protagonizada por artistas y personajes con historias y obras que hablan de ciudad, de música, de arte, de literatura, de política y que se encuentran lejos de la turbia escena mainstream. 

 Foto: Local y Visitantes

747: Háblenos acerca de su relación con Medellín.

 

SOUL AM (Andres Madrigal): La ciudad nos da primero que todo las vivencias, y más allá de las vivencias el por qué y el dónde de las cosas. Y a partir de esto viene mi gusto por la música. Yo no crecí escuchando Jazz, Funk o Soul, nada de eso, pues mis  padres por su estilo de vida escuchaban música cristiana. Artistas de un Pop muy tranquilo como Marcos Witt y Marcos Vidal. Desde pequeño me gustó pegarle a las cosas y de ahí viene mi interés por la percusión. Un día, yo tendría ocho o nueve años, mi hermano Carlos me mostró a Nirvana y así conocí el rock. Mi práctica como baterista estuvo influenciada por muchos géneros. Estando más grande descubrí a T-bone un rapero cristiano de Estados Unidos; luego conocí a POD, PAX 217, el Hardcore y muchas otras bandas. Recuerdo cuando Camilo (Londoño) me mostró Bone Thugs N-Harmony. Ese día me enamoré y empecé a investigar y así un día cualquiera llegó a mi vida el Jazz. Llevaba más o menos 4 años metido en el Rap pero este nuevo género sonaba muy diferente a lo que hasta el momento había escuchado. 

Foto: Local y Visitantes

Uno no se forma solo. En Medellín me ha pasado todo. La verdad toda esta mierda se resume en que esta es la ciudad donde crecí y por eso es importante para mí. Si Medellín fuera una isla todo habría sido diferente, pero aquí estoy con los que son y con los que me gusta trabajar. Quién sabe qué hubiera sido de mí de haber crecido en un ambiente de cabalgatas. Todo es muy complejo. Para mí es difícil decir si amo o no amo a esta ciudad. De aquí soy y eso es algo que tengo muy interiorizado. Uno nunca se ve en el espejo en la mañana y se dice a sí mismo: Andrés, nos amamos. Uno se ama sin decirlo. Yo creo que a Medellín la amo, pero hay cosas que no me gustan. Yo le doy gracias a Dios, pues crecí en un ambiente que me permitió ser lo que soy, que me exige trabajar para estar bien, pero que también me empuja a estar evolucionando cada día.

 

Sin embargo de Medellín no me gustan muchas cosas, más que todo la gente. Aquí somos muy pretenciosos, no conocemos la humildad. La gente no sabe ser “normal”, y todo está alimentado por la influencia cultural y el impacto social que ha tenido el narcotráfico. Aparte de esto vivimos en un valle y esto nos hace regionalistas. Es muy raro porque pienso que todo lo más chimba que se está cocinando en Colombia sale de aquí. 

Cuando uno se mete en el cuento de la música empieza a mirar hacia afuera. A mí me gusta mucho Nueva York. Cada que voy trato siempre de quedarme un mes y de ir a todos los lugares que me gustan. Nueva York me gusta tanto que me tatué una parte de Brooklynjunto a Miles Davis y a J Dilla en mi espalda. La música para mí es como una esposa y si uno se dedica a ella, ella te va a devolver algo. La gente o se rinde o saca cosas muy fáciles y para tener éxito hay que saber cuándo meter el gol. 

 

747: ¿Qué artistas lo han influenciado?

 

SOUL AM: JDilla. "JDilla changed my life". Muchos genios de la escena lo admiran y respetan, y gracias a él hoy las cosas se hacen de manera diferente. Pero también Miles Davis, Bill Evans, Kurt Rosenwinkel –el guitarrista contemporáneo–, y otro tipo de personas. Realmente es una pregunta muy difícil de responder porque no puedo darle crédito a una sola persona. Finalmente creo que lo principal es hacer las cosas bien, hacer buena música exigirse referenciarse de buenos artistas… es una cadena de conexiones sin fin. John Coltrane también tiene un lugar especial en mi obra, pero algo que me ha influenciado mucho ha sido el rap y los negros. 

747: ¿Cómo ha sido tu relación con el negro?

 

SOUL AM: Cine Negro (álbum musical de Soul AM y N-Hardem) tiene muchos sentidos, y no solo acerca del color negro. Para mí es algo más que oscuridad y penumbra. El color negro tiene chispa. No es tan negativo como la gente lo percibe. Al igual la gente negra tiene más sabor y alegría. Los afro son muy especiales para mí.

 

Cine Negro es el primer álbum de N Hardem en colaboración conmigo. Este primer trabajo fue importante porque sirvió para medirme y saber qué podía dar. Cine negro representa esta evolución. Grabarlo fue toda una película pues Hardem vive en Bogotá y yo en Medellín. Nos conocimos por SoundCloud y empezamos a hablar por inbox. Yo nunca comparto mucho mi música en ese tipo de plataformas, pero monté unos cuantos tracks y él me escribió. Entré a su perfil a conocer lo que hacía y me pareció muy diferente a lo que hacemos acá en Medellín. Tuve suerte porque Hardem es muy tímido. En realidad esto tenía que pasar, en él vi mucho talento. Lo grabamos en dos días, de un viernes a domingo.

 

 

747: ¿Y el Jazz Affair?

 

SOUL AM: El Jazz Affair es una carta de amor a la música y también representa un momento difícil que fue la ruptura con mi esposa y la separación de mi hijo. Ahora es una cicatriz que me hizo más fuerte, más tenaz y dedicado, sino no estaría acá hablando con ustedes. Perdí una cosa pero gané otra. En ese momento no estaba para una vida familiar. Siempre tenía ganas de hacer música. Nunca he querido ser el mejor, hago música simplemente, soy un looper que es como hacer un collage, pero no como en el colegio. Parece muy fácil, pero hay que encontrar algo especial que lo haga diferente. Uno se vuelve creativo trabajando con lo que hay. 

 

 

El nombre de Soul Am no es por el género es por el alma y por lamañana. Para mí es muy especial levantarme en la mañana, servir un café y escuchar música, sin pretensiones, tranquilo. Mi música me da tranquilidad, yo soy muy acelerado.

 

 Foto: Local Y Visitantes

 

747: ¿Cómo se describe a sí mismo?

 

SOUL AM: Eso es muy difícil de hacer en una sola palabra. Soy una persona multifacética. Logro lo que me propongo y las cosas de alguna manera siempre me salen bien. Soy psicorrígido y estoy pendiente de muchos detalles. Soy una persona ambiciosa y quiero muchas cosas al mismo tiempo.  Si uno es capaz de hacerse grande sin serlo es más genio aún. Muchos genios son vagos y no logran ni chimba. Yo soy tranquilidad, fortaleza y muchas vainas.